10 razones saludables para comer pan artesano

Si no puedes vivir sin el sabor del pan artesano, hoy te añadiremos 10 razones saludables para disfrutar comiéndolo.

10 razones saludables para comer pan artesano

1. El pan no engorda

Un consumo racional de pan no influye en los kilos de más. La clave es incluir su consumo entre las 1.600 y 2.000 calorías que componen una dieta equilibrada. Para eso, tendremos en cuenta que 100 gramos de pan blanco tienen 250 kcal, mientras que 100 gramos de otros hidratos como la pasta o el arroz tienen unas 350 kcal.

2. El pan sacia

Es un saciante que, por su alto contenido en fibra, posee funciones para regular la flora intestinal, y más si se toma integral.

3. Un aperitivo saludable

Es una opción perfecta para comer entre horas, a media mañana o en la merienda. Mézclalo con aceite de oliva, tomate natural… teniendo siempre en mente que puedes consumir unos 100 gramos al día. Lo ideal es distribuirlo en 50 gramos en desayuno y media mañana, 25 en la comida y otros 25 en la merienda.

4. Aprovecha el valor de las semillas

El semillas de sésamo, avena, chía… no aumentan el aporte calórico del pan pero si los ácidos grasos saludables. Además, añaden una cantidad extra de fibra por lo que aumenta su capacidad saciante. Por último, es igualmente beneficioso porque las semillas pasan enteras por el intestino y no se digieren así que no suman calorías.

5. Es un producto beneficioso emocionalmente

El pan de centeno es beneficioso para acabar con el insomnio, la depresión o la pérdida de memoria, además de tener fibra y alto contenido en gluten. Debido a sus condiciones nutricionales, es un producto más beneficioso que el de trigo.

6. Es probiótico

Siempre y cuando sea de masa madre. Los lactobacilos, presentes en el proceso de panificación de la masa madre, trasforman la masa haciendo el pan más saludable.

7. Bueno para el estómago

Los panes integrales artesanos tienen un alto contenido en fibra que lo convierten en un alimento capaz de regular la flora intestinal.

8. Ayuda a controlar el colesterol

El pan, siempre y cuando sea de salvado de avena, a medio camino entre el blanco y el integral, reduce los riesgos del colesterol y controla la hiperglucemia. Posee un alto contenido en vitamina B1, B2 y ácido fólico que convierte la grasa, los hidratos y las proteínas en energía. El pan de avena es especialmente atractivo en este sentido.

9. Es más sano que el pan de molde

El pan, ya sea integral, de centeno, avena, blanco… es más sano cuanto más natural y artesano sea. El industrial, hecho con harinas refinadas, o el pan de molde, con grasas, azúcares y un sinfín de aditivos, no es apto para una alimentación equilibrada. Además, su efecto saciente es muy inferior al pan artesano.

10. Una auténtica fuente de energía

El pan le aporta energía a nuestro cuerpo y alimento al cerebro. Eso sí, un pan artesano de calidad que se haga con masa madre y poca levadura. Es rico además en proteínas y minerales tales como el magnesio, el potasio y el sodio.

 

Categorias: Alimentación
Compartir:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies