Zamora, Tierra del Vino… y del Pan

La provincia de Zamora es rica en alimentos de alta calidad:

  • 5 Denominaciones de Origen: D.O. Toro, D.O Arribes del Duero, D.O. Tierra del Vino, D.O.P Valles de Benavente y D.O.P Queso Zamorano
  • 4 Indicación Geográfica Protegida: Garbanzos de Fuentesauco, Lentejas de Tierra de Campos, Lechazo de Castilla y León, Pimiento de Fresno – Benavente
  • 4 Marcas de Garantía: Ternera de Aliste, Chorizo Zamorano, Harina Tradicional Zamorana, Setas de Castilla y León

Hoy nos centraremos en la Harina Tradicional Zamorana, el trigo que se utiliza para su fabricación y los productos que obtenemos de ella.

Dice el refrán que “Donde no hay harina, todo es mohina” y nuestra provincia está repleta de muy buen cereal, que da lugar a una harina excepcional y a fantásticos productos finales. Cebada, centeno y trigo son los cereales más cultivados en nuestra tierra, siendo el trigo el más empleado en la elaboración del pan.

Gracias a esta fenomenal materia prima, nuestra provincia cuenta con panes reconocidos como el Pan de Carbajales, de gran sabor y aroma y elaborado con harina de trigo, masa madre, una mínima porción de levaduras y largos de fermentación. Estos panes con forma de hogaza se elaboran en formato de uno y dos kilos y poseen una gran duración dada su fabricación artesanal.

De la misma manera artesanal, elaboramos estas hogazas en otros puntos de la provincia y pese a que no pueden ser considerados «de Carbajales» por no realizarse en esa localidad, mantienen sus mismas características y beneficios.

Para adaptarse a cualquier tipo de consumo y partiendo siempre de una materia prima de primerísima calidad, se elaboran distintos formatos de pan: barras de distinto tamaño y cocción, roscas, panes de varios tamaños…

Además, mezclando otros cereales con el trigo, encontramos fantásticos panes de centeno o avena. Actualmente, y manteniendo siempre el espíritu artesano y el trigo como principal ingrediente, estamos elaborando panes con semillas y cereales que son tendencia por su gran aporte a nuestro organismo como la chía o la espelta.

Una evolución constante para adaptarnos a los gustos y consumos actuales sin descuidar jamás lo que nos hizo llegar hasta aquí: el gusto por la calidad, el gusto por lo nuestro.

Categorias: Alimentación
Compartir:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies